Juan Mari Bras

Biografía de Juan Mari Brás

E-mail Imprimir PDF

En diciembre de 1947 la paz conformista de la Universidad de Puerto Rico fue interrumpida por un grupo de atrevidos jóvenes que tuvieron la osadía de invitar a Don Pedro Albizu Campos a dar una charla en el campus. Albizu, quien estaba por regresar a Puerto Rico tras una larga condena carcelaria en Estados Unidos, era visto como el mismísimo diablo por la administración universitaria. El entonces rector Jaime Benítez estaba empeñado en hacer de la UPR una 'casa de estudios' apolítica que sirviera de fábrica de tecnócratas eficientes y fieles peones para la colonia. Dijo Benítez que Albizu predicaba una doctrina terrorista que no tenía lugar en la tribuna universitaria.

Los jóvenes independentistas fueron de todos modos a darle la bienvenida al patriota. Pero antes de partir del recinto universitario, izaron la bandera puertorriqueña, la cual estaba prácticamente proscrita, en el asta y cantaron La Borinqueña. En esos años, ambos actos eran más que suficiente para entrar en la lista de 'subversivos terroristas' del gobierno colonial. Por su insolencia contra las autoridades coloniales, los estudiantes fueron expulsados. Fue este acto de represión lo que causó la huelga estudiantil de 1948.

En sus memorias universitarias, Benítez describe a uno de los estudiantes expulsados con particular vehemencia, como quien describe a su archi-enemigo. Ese joven revoltoso, ese peligroso revolucionario mayagüezano que casi le daña la 'casa de estudios' con su herejía nacionalista. Su nombre: Juan Mari Brás.

Para entonces, Mari Brás no era nuevo en el mundo de la política. En 1943, teniendo apenas quince años de edad, fundó el Capítulo de Agregados Pro Independencia (CAPI) junto con varios compañeros de escuela superior de Mayagüez. En ese mismo año fundó y dirigió el programa radial 'Gritos de la Patria', la primera revista radial independentista. En 1944 presidió la Juventud Independentista Puertorriqueña, organización que combinó varias organizaciones estudiantiles de la época. En ese mismo año se matriculó en el recinto de Río Piedras de la UPR, e inmediatamente se hizo miembro de la Sociedad Independentista Universitaria (SIU).

Como estudiante de la UPR, Mari Brás se destacó como escritor y activista estudiantil. De 1945 a 1946 fue jefe de redacción del periódico universitario La Torre. En esos mismos años presidió la SIU y escribió varios artículos para El Imparcial, el semanario Puerto Rico Ilustrado y El Universitario. En 1946 fue uno de los fundadores del Partido Independentista Puertorriqueño.

Durante la huelga universitaria de 1948 Mari Brás tuvo que hacerle frente a la represión constantemente. Fue arrestado y encarcelado un sinnúmero de veces por sus actividades subversivas. En un día fue arrestado, apresado y liberado tres veces. A pesar de la persecución, sacó el tiempo y las energías para dirigir la campaña de su padre, Santiago Mari Ramos, para alcalde por el PIP, y dirigir con Yeyo Rodríguez el radioperiódico del partido en el oeste de la Isla.

En 1949 logró ser admitido al Florida Southern College mediante la intervención de un amigo del entonces presidente de Guatemala Juan José Arévalo. Es ahí donde logra acabar su bachillerato. En el verano de 1950 cumplió una condena de cárcel por sus 'crímenes políticos' cometidos en la huelga de la UPR. De 1951 a 1954 vivió en Washington DC cursando estudios de ciencias políticas y derecho, primero en George Washington University hasta que un operativo McCarthyista del FBI causa que lo expulsen. Después continúa su grado en American University. Durante este período trabajó en la Brookings Institution como asistente de investigación.

En 1956, tras haber hecho práctica privada en abogacía en Puerto Rico por dos años, hizo campaña para representante por acumulación del PIP. Al año siguiente Gilberto Concepción de Gracia le dió trabajo como asesor del partido en el senado. En esta época también dió apoyo a las luchas populares contra las dictaduras de Trujillo en la República Dominicana y Fulgencio Batista en Cuba.

En 1959 fue uno de los fundadores del Movimiento Pro Independencia (MPI) y, junto con César Andreu Iglesias, le dió comienzo a CLARIDAD, periódico que dirigió en varios períodos en las siguientes tres décadas.

El MPI en 1971 se transformó en el Partido Socialista Puertorriqueño, el cual Mari Brás dirigió hasta octubre de 1982. En 1973 habló en la ONU, siendo así el primer boricua independentista en comparecer ante dicha institución.

En marzo de 1976, mientras hacía campaña como candidato a la gobernación por el PSP, uno de sus hijos, Santiago Mari Pesquera, fue brutalmente asesinado. Hasta hoy día, este crimen ha permanecido impune y sin resolver.

En su afán de lograr la unidad entre los diferentes sectores del movimiento independentista, Mari Brás fundó en 1989 la organización Causa Común Independentista. En enero de 1993 convocó un Encuentro Hostosiano por la Independencia de Puerto Rico con el propósito de lograr un verdadero diálogo solidario entre independentistas de diferentes afiliaciones y no afiliados. De esta gestión surge al año siguiente el Congreso Nacional Hostosiano, el cual hoy co-presiden Noel Colón Martínez, Alejandro Torres y Héctor Pesquera.

El once de julio de 1994 Mari Brás renunció formalmente a su ciudadanía estadounidense en la embajada de Estados Unidos en Caracas, desatando así un enérgico debate en Puerto Rico sobre el tema de la ciudadanía. La líder anexionista Miriam Ramírez de Ferrer recurrió a los tribunales para quitarle el derecho a votar, pero se vió frustrada en su intención cuando el juez superior Angel Hermida decidió el 21 de octubre de 1996 que es inconstitucional el requerir la ciudadanía americana para votar en Puerto Rico. Ramírez de Ferrer apeló al Tribunal Supremo, el cual falló el pasado 18 de noviembre en favor de Mari Brás. El significado de esta decisión está siendo debatido apasionadamente por todos los sectores políticos de Puerto Rico, y seguramente será motivo de acalorada controversia por varios años más.

Publicado en la sección En Rojo, del semanario Claridad

 

Fundación Juan Mari Brás

Esta Fundación se organiza con el propósito de preservar el legado de Juan Mari Brás y dar a conocer su pensamiento, su obra y su trayectoria de lucha por la independencia de Puerto Rico a actuales y futuras generaciones.
You are here: