Juan Mari Bras

 

“Este país no va a ser libre, independiente, si los independentistas no nos disponemos a trascender los atavismos tribales”

Discurso pronunciado par Juan Mari Brás, secretario general del Partido Socialista Puertorriqueño, en los festejos conmemorativos del 105 aniversario del Grito de Lares, el 23 de septiembre de 1973.

Compañeras y compañeros:

Vive y vivirá siempre por los siglos futuros entre los inmortales de la América nuestra el compañero Salvador Allende, que ha entrado en días recientes a esa ilustre galería de los héroes de la América Latina. Y a él y a los que juntos con él han muerto como valientes defendiendo la independencia de su patria, defendiendo el socialismo en los recientes días, queremos dedicar nuestra primera palabra, nuestro pensamiento primero en este Lares de 1973. Y saludar su presencia inmortal desde esta tierra cimera de la puertorriqueñidad en nombre de Joaquín Parrilla, en nombre de Manolo El Leñero, en nombre de Betances, en nombre de Albizu Campos, en nombre de Fefel Varona, en nombre de todos nuestros héroes que fueron mártires, de todos los que a lo largo de una trayectoria histórica han sembrado con sangre de valientes la ruta de la independencia en nuestra patria. En nombre de ellos saludamos y hacemos aquí presente a Salvador Allende y a los héroes chilenos. (ovaciones)

No hay en este minuto una herida que duela más a nuestros pueblos, que la herida de Chile. Porque en Chile se están cometiendo en estos instantes los crímenes y los asesinatos más viles que puedan concebirse en un pueblo latinoamericano. Están asesinando por centenares a los obreros, a los estudiantes, a los combatientes de la libertad, del socialismo en aquella tierra.

ALLENDE COMBATIÓ COMO UN HÉROE

Y esa herida chilena continuará sangrando a lo largo de toda la Cordillera Andina para brotar en todos los rincones de nuestra América la ira popular de nuestros pueblos, y traducir esa ira en acción consciente y organizada para reivindicar los derechos del pueblo chileno, para hacer valer la voluntad inquebrantable que llevó a Salvador Allende a combatir frente a los golpistas, como un héroe, y morir acribillado por diecisiete balazos de ametralladora; asesinado por los gorilas del militarismo al servicio de la burguesía y al servicio del imperialismo.

Y eso indica la vinculación suprema que tiene nuestra lucha con todas las que se libran en distintas partes del mundo, por adelantar la construcción de sociedades nuevas que eliminen por completo la explotación del hombre por el hombre. Esa función, esa solidaridad, ese internacionalismo proletario que obliga a los socialistas dondequiera a mantener cohesiva nuestra unidad combatiente frente a los enemigos, aquí en Puerto Rico también cobra vigencia, aquí en Puerto Rico también tiene su manifestación específica en esta nueva lucha, tornada ya en lucha por la revolución social, que vincula su esperanza a la de todos esos pueblos, y en particular a los pueblos de América Latina, a cuya familia de pueblos pertenecemos, cuyo destino es parte de nuestro deber labrar con nuestro trabajo y cuyas metas son las de todos nosotros los socialistas puertorriqueños.

PONER EN MARCHA LA REVOLUCIÓN SOCIAL

Nuestra función, como revolucionarios, como socialistas consiste en poner a marchar la revolución social en esta, nuestra única patria (ovaciones). Nuestro deber, nuestro principal reto está ahí, en sentar las bases y avanzar hacia la conquista del poder en nuestra tierra para destruir todos los vestigios del sistema colonial y del sistema capitalista e instaurar la dictadura del proletariado y construir el socialismo en nuestra tierra. (prolongados aplausos)

Y esa función, y ese deber es el que guía nuestra lucha cotidiana, y es el norte por el cual va guiándose la nueva generación puertorriqueña en su forcejeo frente a la problemática que nos presenta la realidad.

Dentro de esa responsabilidad, alcanzar la conquista de la soberanía, de la independencia nacional del pueblo puertorriqueño, es el objetivo de primera prioridad que tenemos que tener los socialistas en Puerto Rico. Leer más...

   

La Huelga estudiantil del 1948

Juan Mari Brás habla sobre la huelga estudiantil de 1948 en la Universidad de Puerto Rico.

Fundación Juan Mari Brás

Esta Fundación se organiza con el propósito de preservar el legado de Juan Mari Brás y dar a conocer su pensamiento, su obra y su trayectoria de lucha por la independencia de Puerto Rico a actuales y futuras generaciones.

Agradecemos al Periódico Claridad
las aportaciones de fotos y contenidos.

You are here: